Compartir

Los ataques cibernéticos así como la violencia y amenazas por la labor periodística son los principales peligros que enfrentan los medios digitales de México y América Latina, de acuerdo con el estudio “Punto de inflexión”, realizado por Sembra Media sobre el impacto de medios independientes.

El informe señala el impacto que tienen los emprendedores periodísticos, los retos a los que se enfrentan y los modelos de negocio viables para el periodismo digital independiente y de calidad.

Sembra Media entrevistó a 100 medios digitales de Argentina, Brasil, Colombia y México, 25 de cada país. Poblanerías en línea fue uno de los participantes.

De los entrevistados, 49% denunciaron haber sufrido ataques cibernéticos; 45% señalaron que fueron víctimas de violencia o amenazas por la labor periodística.

Casi la mitad de los encuestados dijeron que miembros de su equipo sufrieron chantajes y recibieron amenazas.

Más de la mitad de los periodistas entrevistados para este estudio informaron amenazas y ataques físicos en respuesta a su actividad. Otros enfrentan demandas punitivas, ataques cibernéticos, auditorías interminables y la pérdida de ingresos publicitarios en represalia por su cobertura”.

Más de 20% de las organizaciones no cubrieron ciertos temas, personas e instituciones por causa de amenazas e intimidación.

A pesar de la vulnerabilidad, 21% del total de los medios –en promedio– dijo que se había autocensurado por causa de algún tipo de amenaza. De manera particular, México es el país con mayor autocensura al tener 32%, seguido de Colombia con 24%; Argentina 16% y Brasil con 12%.

En el caso de México, 60% de los medios digitales han tenido ataques cibernéticos, una forma de censura y de venganza; 40% dijo que ha recibido amenazas.

El informe documenta el caso de Luis Cardona, un fotoperiodista desplazado de México debido a la violencia que se vive contra el gremio.

Pie de Página produjo un cortometraje para representar el secuestro y tortura de Cardona. El corto llamado “Soy el número 16”, es narrado por el mismo fotoperiodista e ilustrado por el artista Rapé.

En las animaciones se relata la experiencia de haber sido “levantado” por la policía y entregado a un grupo criminal que lo torturó para que “aprendiera la lección”. Luis Cardona había investigado la desaparición de 15 hombres en Nuevo Casas Grande, Chihuahua.

[gap height=”10″]

[gap height=”10″]

Independencia editorial

El estudio realizado por Sembra Media indica que además de los ataques y amenazas, los medios digitales también se enfrentan a los ataques económicos y físicos que “perjudican la habilidad de estas plataformas para operar y las están empujando hacia la autocensura”.

25% de los medios reporta que su cobertura del gobierno y corporaciones les significó perder contratos de publicidad y otros tipos de complicaciones económicas.

Por ejemplo, Dal Marcondes, editor de Envolverde de Brasil, expresó su insatisfacción con los medios tradicionales de su país por coincidir con “intereses ocultos”; esta postura les causó un ataque y pérdidas económicas.

Hemos sufrido muchos ataques cibernéticos. Una vez reemplazaron todas las imágenes de nuestro sitio con pornografía. Perdimos gran cantidad de contenido y nos tomó una semana reemplazar todas nuestras imágenes”.

Ante el panorama de vulnerabilidad e inseguridad, Sembra Media recomienda a los medios:

  • Financiar la creación de un programa de enlaces para conectar a los medios con servicios de apoyo legal, técnico y soporte.
  • Crear un protocolo de seguridad para que los periodistas puedan cubrir temas de alto riesgo y cuando son más vulnerables a ataques físicos, legales y cibernéticos.

Gobierno y crimen responsables

La violencia derivada del crimen organizado es el principal peligro que enfrentan los periodistas en México, de acuerdo con el último informe del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ).

El CPJ ha documentado más de 50 casos de homicidio o desaparición de reporteros desde 2010. Además, un análisis de la fundación InSight Crime, indica que el Estado y el crimen organizado son los responsables de las agresiones contra los periodistas.

La fundación hace énfasis es que en los casos de asesinatos de periodistas, la justicia se mantiene elusiva e impune.

De acuerdo con el conteo del CPJ sobre los casos de asesinato donde la víctima es un periodista, la calificación de impunidad en México se ha duplicado desde 2008.

En el País, durante el año pasado, Artículo 19 contabilizó 426 agresiones contra periodistas, siendo los ataques físico o material el tipo de agresión más frecuente con 81 casos.

Otros tipos frecuentes son: la intimidación (79); las amenazas (76) y la privación de la libertad (58).

También existen el hostigamiento y acoso (43); ataque a medios de comunicación (27); violencia institucional (27); así como la intrusión no autorizada, la intervención de comunicaciones y el asesinato (11, cada uno).

La vigilancia ejercida sobre periodistas también fue una de las agresiones más frecuentes. Se cree que en promedio, cada mes y medio se registró una intervención a las comunicaciones y la información privada.

La mayoría de las intervenciones de comunicaciones se hicieron a través de correo electrónico, además de a su dispositivo móvil, a través de redes sociales, intervención telefónica y uso identificado de malware.

[divide]

Consulta el estudio “Punto de inflexión”:

Punto de Inflexion SembraMedia by Poblanerías en línea on Scribd

[gap]

POB/LFJ [gap]