España destituye a Puigdemont y disuelve al Parlamento catalán

    El artículo 155 le da poder al gobierno central para adoptar "las medidas necesarias" para forzar a la comunidad a cumplir con las obligaciones constitucionales.

    Compartir

    El Senado de España aprobó la aplicación del artículo 155, que faculta a Mariano Rajoy, presidente, para destituir a Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat de Cataluña.

    El artículo 155 le da poder al gobierno central para adoptar “las medidas necesarias” para forzar a la comunidad a cumplir con las obligaciones constitucionales.

    De esta forma, Mariano Rajoy ordenó la disolución del Parlamento catalán, luego de que se aprobara el proceso para “construir una República catalana como Estado independiente soberano, democrática y social”.

    Con la autorización para disolver el Parlamento catalán, se podrán convocar a elecciones en la región; se prevé se lleven a cabo el 21 de diciembre próximo.

    Las medidas para aplicar el artículo 155 limitan también las competencias del Parlamento catalán, pues su presidente ya no podrá proponer candidato a la presidencia de la Generalitat y su plenario no podrá celebrar debate ni votación de investidura.

    El Senado español también dio autorización a Rajoy para “proceder al cese del presidente de la Generalitat de Cataluña, del vicepresidente y de los consejeros que integran a su gobierno”.

    El Estado de Derecho restaurará la legalidad en Cataluña”, declaró Mariano Rajoy.

    Hasta ahora, Estados Unidos, Reino Unido, Francia y más países no han reconocido la declaración de independencia del Parlamento catalán.

     

     


    POB/LFJ