Compartir

Un estudio reciente indica que los niveles de satisfacción sexual por parte de las mujeres se encuentran mayormente relacionados con su autoestima que con otros factores.

En estos experimentos participaron 596 y 542 mujeres, respectivamente, de entre 18 y 80 años de edad.

Al grupo de 596 mujeres les hicieron una medición de su índice de masa corporal (IMC). Los resultados arrojaron que el 65% de las mujeres en esta prueba poseían un IMC normal, por otro lado, el 20% de ellas tenía sobrepeso y  el 5% se encontraba debajo de un estándar saludable.

Posteriormente, las participantes rellenaron un cuestionario en el que evaluaron 19 de sus características físicas en una escala de cinco puntos, y respondieron a varias preguntas acerca de su vida y de su nivel de satisfacción sexual.

El segundo grupo de 542  mujeres tuvo que evaluar las partes de su cuerpo y no de la cara.

Los investigadores europeos concluyeron que las mujeres que estaban más satisfechas con la forma de sus ojos, labios y orejas, estaban más satisfechas con su vida sexual que el resto de las participantes.

Por otra parte, un  aumento del IMC influyó de manera negativa en la autoestima sexual de las voluntarias. Además, descubrieron que la masturbación también está relacionada con una mayor autoestima sexual.

Es muy importante señalar que la edad, la estatura o la felicidad en una relación no influyeron en el nivel de satisfacción sexual de las mujeres en el experimento.

Algunos de los factores más importantes que influyen en el autoestima de las mujeres son los medios de comunicación, pues tienden a formar estereotipos; como el que una mujer bella debe ser delgada, de ojos grandes, cabello largo, tez blanca, etc.

Estos estereotipos influyen negativamente en muchas mujeres, pues imponen un estándar de belleza fuera de su contexto.

 


POB/RLV