Compartir

El salario mínimo debe ser suficiente para satisfacer las necesidades de una familia. En los ámbitos material, social y cultural tiene que proveer la educación obligatoria de los hijos, así lo establece la fracción VI del artículo 123 Constitucional; sin embargo, los 80.04 pesos que actualmente percibe un empleado son insuficientes para cubrir las necesidades básicas de él y su familia.

Marcos Gutiérrez Barrón, economista de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) señaló que aumentar la percepción mínima de los trabajadores es una deuda social.

Es una deuda social incrementar el salario mínimo; México puede incrementar el salario sin dejar de ser competitivo”

En entrevista con Poblanerías en línea, mencionó que en los últimos 20 años el salario se ha depreciado en 27%.

Explicó que desde 1994 ha ido en declive, afectando los ingresos de los trabajadores. Hasta 2014, la depreciación fue de 27%, con ello un trabajador con percepción mínima, únicamente puede adquirir tres cuartas partes de lo que compraba hace dos décadas.

Hace 23 años, el valor del salario era de 78.8 pesos; seis años después bajó a 59.98, es decir 18.82 pesos menos y para 2005 disminuyó 77 centavos.

Es decir, tenemos una caída de acuerdo en estos datos constante y frecuente en el salario mínimo”.

Manifestó que existe una necesidad de revertir estas condiciones y recuperar gradualmente la capacidad de compra de los empleados.

De esta manera se paga una deuda social con los trabajadores y sus familias”, indicó en analista económico al considerar otras variables.

Salario ideal

Si bien los representantes de cámaras empresariales y patronales se han pronunciado a favor del aumento por jornada laboral.

En primera instancia la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), propuso aumentar 15.21 pesos a los trabajadores, es decir pasar de 80.04 a 95.25 pesos; también, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) aprobó la propuesta, siempre y cuando, la decisión no intervenga en impacte en la economía y vida obrero-sindical.

Al respecto, han existido opiniones vertidas, una de ellas del secretario de Economía, Alfonso Navarrete quien manifestó lo siguiente.

El salario mínimo podría quedar arriba de los 90 pesos, debido a que una cantidad mayor rompería los consensos patronales y sindicales”, dijo Gutiérrez Barrón.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo en México existen 52 millones de personas de la población activa.

Del total, 12.5% percibe un salario mínimo y 23.2% gana entre uno y dos; es decir, el primer grupo recibe 80.04 pesos por jornada laboral y el segundo entre 80.04 y 160.8 pesos.

El economista de la UPAEP, Marcos Gutiérrez destacó que el sector automotriz paga mejor a los trabajadores; no así para el caso de la industria y servicios.

Buen Fin y la inflación

A pesar que las condiciones actuales del país demandan la colaboración de los mexicanos para reactivar la economía, el próximo Buen Fin debe emplearse con uso racional, consideró Marcos Barrón.

Del 17 al 20 de noviembre se realizará la séptima edición del Buen Fin en México, esta actividad se asimila a la de Estados Unidos con el “Black friday” y en China con el día de los solteros.

Sin embargo, este 2017 se torna complicado, dado que la inflación registrada en los últimos meses supera el 6%, influenciada por el precio del dólar y otras variables.

Si bien es cierto es momento de ayudar al comercio, de hacer compras y reactivar la economía se tiene contemplar que no es el momento que no sean irracionales”.

El objetivo del Buen Fin es incentivar la economía, pero recomendable es realizar compras racionales:

Es momento de ayudar al comercio, de hacer compras y reactivar la economía se tiene contemplar que no es el momento que no sean irracionales”.

Además, está la renegociación del Tratado de Libre Comercio y las consecuencias del sismo del 19 de septiembre que requirió el reajuste presupuestario de 40 mil millones de pesos.


Recomendaciones para comprar

Datos compartidos por Marcos Barrón sobre el Buen Fin de 2016 indican que los poblanos adquirieron: 39% ropa; 21% pantallas; 12% teléfonos móviles y 11% equipos de computo.

En caso de que se desee realizar una compra durante estos días, el economista emitió las siguientes recomendaciones:

– Compare.

– Identifique las necesidades, compre lo que hace falta y no haga gastos superfluos.

– No gaste más allá de las posibilidades de pago, porque podría complicar la situación financiera y crediticia en el futuro y caer en deuda es lo menos recomendado.

– No use la tarjeta de crédito o úsela de manera racional, puesto que las tasas de interés –en algunos casos– son superiores a 60% y en el caso de las departamentales más allá y hasta 100%.

– Infórmese de los derechos y consejos de las autoridades sobre la compra y siempre exigir factura.

 


POB/LFJ